Teorías de aprendizaje. Enfoque psiccológico

La Psicología del aprendizaje es una parte de la Psicóloga General o Básica que se ocupa de explicar teóricamente la forma que el ser humano tiene de conocer la realidad, asimilarla, reinterpretarla y actuar sobre ella.

 

Aproximación al concepto de aprendizaje constructivista

 

Escribe: Víctor Santiuste Bermejo, Universidad Complutense de Madrid

 

A través de la historia de la psicóloga y de la ciencia se han producido tres principales teorías del aprendizaje: la primera se denomina teoría cognitiva, desarrollada a partir de las investigaciones sobre la memoria (Ebbinghaus, Bartlett) y de acuerdo con los modelos de procesamiento de la información que se ocupan de la consistencia y funcionamiento de la realidad mental del hombre (imaginación, memoria, inteligencia, solución de problemas). Las teorías del aprendizaje conductista surgieron como un intento de predecir y controlar la conducta animal y de modificar el comportamiento en situaciones educativas (enseñanza programada, esquemas de refuerzo, papel del castigo en la educación, etc.); el aprendizaje social o modelamiento es un desarrollo conductista que contempla la importancia de los modelos en el ámbito educativo. Finalmente, las teorías humanistas contemplan como hecho básico la personalidad del sujeto y estudian los principales factores individuales y locales para el desarrollo personal. Si bien todos los modelos de aprendizaje son válidos como muestras representativas de las diversas escuelas psicológicas, hay que decir que su validez deviene del paralelismo o simultaneidad de aplicación al desarrollo general del educando. El modelo cognitivo destaca los temas de conocimiento e instructivos, la lógica, la gramática y el lenguaje; el conductista se refiere al desarrollo de los comportamientos externos y los hábitos de la conducta y el humanístico se refiere el cumplimiento del desarrollo personal en los .ámbitos de los valores, creencias y actitudes y juicios sobre los demás. Cada teoría especifica una diferente tarea para el maestro: en la primera es concebido como transmisor de conocimientos, en la segunda como modificador de conductas y como modelo, y en la tercera como un psicoterapeuta emocional.

 

El triunfo del paradigma cognitivo en las teorías del aprendizaje

 

A partir de la década de 1960, el avance de la psicóloga cognitiva plante. una actitud de derrocamiento del conductismo. Los psicólogos y etólogos descubrieron anómalas en la aplicación de las leyes del aprendizaje enunciadas por el condicionamiento que pusieron en duda la tesis principal del conductismo, es decir la generalización de la conducta animal a la humana. Estos descubrimientos sugirieron la existencia de algún control central sobre el aprendizaje y la necesidad de explicar ciertos aprendizajes a través de la conciencia o los procesos mentales en interacción con las ideas y acontecimientos del ambiente. Surgen, por lo tanto, tres conceptos fundamentales en el estudio del aprendizaje: la explicación de lo mental en su contenido y procesos, el valor del ambiente o contexto educativo, y la necesidad de interacción de ambos conceptos para que se produzca un aprendizaje completo. Toda situación de aprendizaje comporta necesariamente una atribución de significado por parte del sujeto que aprende tanto el objeto del aprendizaje como la situación institucional e interpersonal en la que se produce el aprendizaje de unos conocimientos concretos. Por otra parte, en un contexto de investigación socio-genética, es precisa la construcción de cuadros teóricos de interpretación de los hechos de aprendizaje observados que asignen un lugar preciso al trabajo del alumno en su búsqueda de la comprensión de lo que se espera de él.

 

Igualmente hay que considerar la situación de interacción en la que se encuentra el sujeto. También hay que pensar que cada materia tiene un tratamiento cognitivo-procesual en el alumno (no es lo mismo resolver un problema matemático que hacer una redacción). Por último, hay que considerar el papel o valor que tienen para el alumno las diferentes ramas escolares (por ejemplo los bachilleratos: humanístico/científico/ técnico). En resumen, la actividad de aprender es mucho más compleja que lo que hacen suponer las teorías conductistas. Ni siquiera las teorías socio-genéticas pueden explicar completamente los mecanismos utilizados en el aprendizaje escolar.

 

El aprendizaje cognitivo

 

A partir de la investigación de Piaget, sabemos que la forma de pensar de un niño es bastante diferente de la del adulto. El aprendizaje desde esta perspectiva epistemológico-genética es un conjunto de fenómenos dependiente del contexto y debe ser descrito en términos de las relaciones internas entre el individuo, la cultura y la situación en la que el individuo está inmerso. Esta relación se produce a través de los conocimientos que el sujeto va adquiriendo y que influyen básicamente en los nuevos conocimientos que se le ofrecen. Ausubel (1963, 1969), denominó a este fenómeno “aprendizaje verbal significativo” dotando de sentido cognitivo al hecho común de explicar una lección en clase. Otros autores han propuesto nuevos modelos cognitivos. Gagne (1965) propuso un modelo de aprendizaje, que se denomina el procesamiento de la información, en el que contempla los conceptos de estructuras, procesos y resultados de aprendizaje. Carroll (1963) propone un modelo que se basa en la variable tiempo; Bloom (1976) establece las predisposiciones cognitivas y afectivas para aprender; Walberg (1981) propone el modelo de productividad educativa relacionando la aptitud, la instrucción y el ambiente con los ámbitos afectivos, conductistas y cognitivos del aprendizaje.

 

El aprendizaje constructivista

 

Desde la perspectiva epistemológica, el aprendizaje constructivista constituye la superación de los modelos de aprendizaje cognitivos que hemos descrito anteriormente. Intenta explicar cómo el ser humano es capaz de construir conceptos y cómo sus estructuras conceptuales le llevan a convertirse en las “gafas perceptivas” (Novack, 1988) que guían sus aprendizajes. Esta guía será capaz de explicar el hecho de que un estudiante atribuya significado a los conocimientos que recibe en las aulas, es decir que reconozca las similaridades o analogías, que diferencie y clasifique los conceptos y que “cree” nuevas unidades instructivas, combinación de otras ya conocidas.

 

Científicamente, la base de la teoría del aprendizaje constructivista se establece en la teoría de la percepción, sobre todo en la explicación de los fenómenos de ilusión óptica, y, por otra parte, en los modelos del procesamiento de la información propuestos por la psicóloga cognitiva para explicar la actividad o proceso constructivo interno del aprendizaje. Driver (1986) afirma que el aprendizaje constructivista subraya “el papel esencialmente activo de quien aprende”. Este papel activo está basado en las siguientes características de la visión constructivita:

 

a) La importancia de los conocimientos previos, de las creencias y de las motivaciones de los alumnos.

 

b) El establecimiento de relaciones entre los conocimientos para la construcción de mapas conceptuales y la ordenación semántica de los contenidos de memoria (construcción de redes de significado).

 

c) La capacidad de construir significados a base de reestructurar los conocimientos que se adquieren de acuerdo con las concepciones básicas previas del sujeto.

 

d) Los alumnos auto-aprenden dirigiendo sus capacidades a ciertos contenidos y construyendo ellos mismos el significado de esos contenidos que han de procesar. El aprendizaje constructivista ha sido definido como un producto natural de las experiencias encontradas en los contextos o ambientes de aprendizaje en los cuales el conocimiento que ha de ser aprendido es clasificado y ordenado de una manera natural. El aprendizaje constructivo se produce en las aulas a partir de tres supuestos: la experiencia física, a partir de la cual construye los conceptos inductivamente; la experiencia afectiva, que ante la realidad previa impulsa el aprendizaje; los conceptos, que condicionan un planteamiento deductivo del aprendizaje. Desde este supuesto, metodológicamente se partirá de conceptos familiares al alumno y se tenderá a dar un enfoque globalizador del proceso y, finalmente, del aprendizaje compartido, mediante el empleo de la discusión y el contraste en el grupo-clase. ¿Qué sucederá en las escuelas cuando se apliquen las teorías sobre el aprendizaje constructivista? Ésta es una tarea de difícil adivinación. Aún así, creemos que lo primero será el abandono del esquema fijista de explicación-examen que prima lo mecánico y repetitivo del aprendizaje. Lo segundo, la mejora de las condiciones escolares con la creación del ambiente propicio para el desarrollo de esquemas de conocimiento y de memorización por el alumno. Lo tercero, la aproximación del proceso de aprendizaje a los ritmos del desarrollo de cada alumno para desembocar en lo que aparece como una nueva dimensión del constructivismo, el aprendizaje autorregulado, es decir un aprendizaje individualizado y con fuerte proyección al contexto. Y, finalmente, un cambio radical en la mentalidad del maestro, concebido como creador de las condiciones propicias para que el alumno sea capaz de construir unos esquemas de conocimiento.

 

 

Referencias

 

Driver, R. (1986): Psicolog.a cognoscitiva y esquemas conceptuales de los alumnos. Revista de las Ciencias N¼ 4. (1).

Ausubel, D. (1967): Educational psychology. A cognitive view.

New York. Holt, Rinehart and Winston. (Trad. castellana: Psicología educativa: Un punto de vista cognitivo. México. Trillas, 1977).

Ausubel, D. (1967): The facilitation of meaningful verbal learning in the classroom, Educational psychology,12,162-178.

Novack, J.O. (1988): Constructivismo Humano: un consenso emergente. Revista Enseñanza de las Ciencias, N¼ 6. (3).

Fuente: www.eduguia.net

Última modificación ( 14.12.2006 )

 

 

 

 

Recommended Links: http://www.geocities.com/plin9k

 

Research on Intelligent Design

 

 

 

 

 

Teorías del aprendizaje.-

 

Lectura:

 

¿Cómo funciona el condicionamiento

 

operante de Skinner?

 

En este texto vemos que Skinner considera que la psicología es predecir y controlar la conducta de los organismos individuales, e insiste en que la psicología se limita al estudio de la conducta observable, sus únicos datos son los que se adquieren por la observación.

 

DEFINICIÓN REALISTA DE LA CIENCIA DE ACUERDO A SKINNER

 

Skinner trabaja con la suposición básica de que hay un orden en la naturaleza, inclusive en la conducta humana, y que la función de la ciencia es descubrir ese orden. Este es el cometido de un científico realista, en contraste con el relativista. Dentro del punto de vista realista de Skinner, la ciencia tiene por misión el descubrimiento de las leyes preexistentes que gobiernan el mundo en el que nos movemos. El conocimiento de estas leyes mejora nuestra capacidad de predicción y por tanto gobierna mejor las variables que hacen que las cosas sucedan. Supone que esto es tan cierto en psicología como en física o en química. Así, el hombre, por medio del descubrimiento de las leyes y organizándolas en sistemas, queda capacitado para hacer frente en forma efectiva a los aspectos del mundo natural.

 

Skinner reconoce que “ya es tiempo de insistir de que la ciencia no progresa mediante pasos cuidadosamente estudiados que se llaman “experimentos” con un bien definido principio y fin. La ciencia es un proceso contínuo, a menudo desordenado y accidental”. Sin embargo, Skinner no reconoce el principio relativista de que la realidad consiste en lo que logramos hacer con lo que nos llega y es, “definible, como algo que pueda o que deba de causar diferencias a algo o a alguien”…

 

LA PSICOLOGÍA DE SKINNER

 

La psicología de Skinner es un tipo de ciencia meramente de inferencia, define el aprendizaje como un cambio en la probabilidad de una respuesta. En la mayoría de los casos, esta respuesta es originada por el acondicionamiento operante.

 

En este sentido el acondicionamiento operante es el proceso didáctico por el cual una respuesta se hace más probable o más frecuente. En el proceso del acondicionamiento operante, el rebosamiento aumenta la probabilidad de repetición de ciertas respuestas.

 

Skinner cree que casi toda la conducta humana es producto de un reforzamiento operante.

 

Capítulo 14

 

Pongámonos en el lugar de un estudiante de cuarto grado, llamado Dale Cooper, en una posible aula en el año 1975. A la primera campanada los estudiantes entran a clases, a la segunda campanada se mantienen en silencio. Una vez realizados los primeros ejercicios el profesor dice: “aritmética”. Dale a sido condicionado a que con esta indicación coloque el cilindro de aritmética en su maquina de enseñanza, localice el lugar donde se quedó la ultima clase y prosiga condicionándose para seguir contestando los problemas. Transcurridos 20 minutos el profesor dice: “lectura” y 20 minutos mas tarde dice: “ortografía”. Cada palabra es el estimulo apropiado para que Dale cambie el cilindro de su maquina. Después viene el descanso. Al sonar una campana con distintos sonidos, salen al lugar destinado a juegos. Aquí el equipo ha sido mecanizado de manera que necesita muy poca supervisión por parte del maestro o de otros miembros del personal. El maestro utiliza el periodo de descanso para revisar, preparar y lubricar las maquinas.

 

La psicología que serviría de base para utilizar las maquinas de enseñanza para la educación de Dale a sido ideada por B. F. Skinner (1904). Skinner ha encontrado que el acondicionamiento operante ha resultado sumamente efectivo en el cambio del entrenamiento de animales y tiene confianza de que tendrá igual éxito cuando se aplique a niños y jóvenes. En el acondicionamiento operante los maestros son considerados arquitectos y edificadores de la conducta de los estudiantes.

 

Los objetivos didácticos se dividen en un gran numero de pasos muy pequeños y se refuerzan uno por uno. Los operantes, una serie de actos, son reforzados, esto es, se refuerzan para que incrementen la probabilidad de su recurrencia en el futuro. En este proceso es de primerísima importancia que los profesores empleen programas de rebosamiento debidamente cronometrados y espaciados.

 

El profesor Skinner se opone a que los psicólogos y los profesores usen términos tales como “fuerza de voluntad, sensación, imagen, impulso o instinto”, que se supone que se refieren a eventos no físcos. La conducta es el movimiento de un organismo o de sus partes, en un marco de referencia suministrado por el propio organismo o por varios objetos externos o campos de fuerza.

 

Un condicionamiento operante es una serie de actos que consigue que un organismo haga algo; levante la cabeza, mueva una placa, diga “caballo”. En el proceso, el condicionamiento operante hace que las respuestas cambien.

 

Señala que en la vida humana, en varias actividades, incluyendo la educación, la gente cambia constantemente las probabilidades de respuesta de otras personas mediante la formación de conciencias de reforzamiento. El reforzamiento operante mejora la eficacia de la conducta. Mediante el reforzamiento aprendemos a mantener el equilibrio, caminar, practicar juegos físcos y manejar herramientas e instrumentos, realizamos una serie de movimientos, y la probabilidad de que repitamos esos movimientos mejora y aumenta. Así, el rebosamiento operante mejora la eficacia de la conducta.

 

Siempre que algo refuerza una forma particular de conducta, las probabilidades de que se repita tal conducta son mayores. La misión de los psicólogos es adquirir una mejor comprensión de las condiciones bajo las cuales los reforzamientos operan mejor y así abrir el camino al control cultural por medio de la ingeniería social. A los muchos reforzamientos naturales de la conducta, pueden agregarse ejercicios de reforzamientos artificiales. Cualquier lista de valores es una lista de valores condicionados. Estamos constituídos de manera que bajo ciertas circunstancias el alimento, el agua, el contacto sexual, y cualquier conducta relacionada con ellos, es muy probable que se repita al tenerlos de nuevo. Otras cosas pueden adquirir estos valores. Un organismo puede ser reforzado por casi cualquier situación.

 

¿CÓMO HA UTILIZADO SKINNER A LOS ANIMALES PARA ESTUDIAR EL REFORZAMIENTO OPERANTE?

 

Por lo general, los psicólogos experimentales no han relacionado sus leyes y teorías con casos de aprendizaje en la vida real. Sin embargo, el profesor Skinner y sus colegas han tenido bastante éxito con el entrenamiento de animales. Es probable que aún entrenadores profesionales de animales, por medio del estudio de los procedimientos utilizados en el condicionamiento operante, pudieran mejorar sus técnicas. En un periodo escolar, dándole alimento a un pichón hambriento en el momento oportuno, Skinner logró implantar en el ave tres o cuatro respuestas bien definidas, como girar en redondo, caminar por el piso recorriendo una trayectoria en forma de ocho, estirar el pescuezo y golpear con una patita.

 

La tesis básica de Skinner es que, ya en el organismo tiende a futuro a hacer lo que estaba haciendo en el momento del reforzamiento, se puede, poniendo un premio en cada etapa, obligarlo a hacer lo que se desea. Utilizando esta tesis como base de su procedimiento, ha enseñado a unas ratas a que usen una canica para obtener alimento de una máquina automática, también a unos pichones a que jueguen una especie de tenis, y a unos perros a que hagan funcionar el pedal de un bote de basura, para conseguir un hueso.

 

Skinner ha concentrado sus estudios en animales inferiores por que su comportamiento es más simple, por que las condiciones circundantes pueden ser mejor controladas, por que los procesos básicos pueden ser más palpables y se pueden registrar durante mayores periodos de tiempo, así como las observaciones no se complican por relaciones sociales entre sujetos y psicólogos.

 

La caja de Skinner es una caja común y corriente, hecha para contener una rata, una palanca y un artificio que deja caer una bolita de alimento cada vez que la rata oprime una palanca. Los artificios de registro están colocados fuera de la caja, para que el experimentador pueda ir a su casa en la noche y ver a la mañana siguiente lo que estuvo haciendo la rata. También hay cajas de Skinner para el estudio de palomas y otros animales. Una rata o una paloma aprende rápidamente en una caja de Skinner por que en la caja hay muy pocas cosas que puedan hacer. Skinner dice: “la indicación más escueta del proceso es: hacemos que cierta consecuencia sea contingente – dependiente – de ciertas propiedades físicas de la conducta, por ejemplo el movimiento de la cabeza hacia arriba, y entonces observamos la conducta del animal para aumentar su frecuencia.”

 

La conducta puede ser reforzada de manera que estirar el pescuezo se vuelva habitual. Colocamos a la paloma en la jaula de modo que el experimentador pueda ver la cabeza del animal en una escala fijada al otro lado de la jaula. Así, establecemos la altura en la que normalmente se encuentra la cabeza; posteriormente escogemos una altura que sólo se ha alcanzado pocas veces. El experimentador mantiene la vista en la escala, rápidamente abre la caja del alimento cada vez que la cabeza del pájaro pasa arriba del nivel establecido. Como resultado de este procedimiento el aprendizaje se realiza… “Observemos un cambio inmediato con respecto a la frecuencia con que la cabeza sobrepasa la línea. También observamos, y esto es de gran importancia teórica, que la cabeza empieza a rebasar alturas mayores. Podemos aumentar la altura casi inmediatamente, si damos el alimento en el momento adecuado. En uno o dos minutos, la posición del pájaro ha cambiado a tal grado que ahora el punto más alto de su cabeza rara vez se encuentra a menos altura que la primera que habíamos elegido.”

 

Entrenando a dos palomas separadamente, Skinner realizó una escena social en la cual hay una especie de competencia entre dos palomas que juegan a algo parecido al tenis de mesa. Realizó este entrenamiento mediante reforzamientos operantes. Primero, las palomas fueron reforzadas cuando sólo empujaban la pelota. Cuando esta iba a dar al otro pichón, era reforzado el primero. También entrenó palomas para que coordinen su conducta en danzas de conjunto, que rivalizan con la destreza de los más hábiles bailarines humanos.

 

Los procedimientos del reforzamiento pueden variar de acuerdo con los intervalos de tiempo y el numero de respuestas entre los esfuerzos. Un programa de refuerzo es una pauta de conductas que merecen “recompensa” basado en un intervalo de tiempo fijo y un número también fijo de respuestas entre las recompensas. En un laboratorio, Skinner y Ferster, han logrado realizaciones apropiadas a cada uno de los nueve diferentes programas de intervalos radiofónicos. Cuando se presenta un estímulo, la paloma ejecuta el acto apropiado a ese programa especifico. Skinner cree que lo que ha logrado hace muy plausible la idea de ampliar los resultados del laboratorio a la vida cotidiana de la gente, que aunque es mas complicado, posee la misma naturaleza básica que el aprendizaje de un animal mediante el condicionamiento operante.

 

En los experimentos de condicionamiento operante, las distintas especies de organismos estudiados no han dado resultados muy diversos. ” Se han obtenido resultados que puedan ser equiparados, tanto con palomas, ratas, perros, monos, niños y más recientemente… con sujetos humanos con algún padecimiento psicótico. A pesar de las enormes diferencias filogenéticas, todos estos organismos han demostrado tener extraordinaria similitud de propiedades en el proceso de aprendizaje”.

 

¿QUÉ TEORIA PSICOLOGICA SIRVE DE BASE A LOS PROCEDIMIENTOS DE ENSEÑANZA DE SKINNER?

 

En todos sus estudios y exposiciones, el profesor Skinner se ha adherido rigurosamente a la convicción básica de que los psicólogos deben restringir sus estudios a las correlaciones entre los estímulos y las respuestas sin inmiscuirse con psicologías que “hagan creer”, basadas en eslabones constituidos por fuerzas fisiológicas y mentales entre estímulos y respuestas. Los partidarios de la oposición de Skinner, consideran que el estudio de estas variables es… “una filosofía fingida que quiere demostrar la verdad, sin tener pruebas suficientes”

 

En un sentido, la psicología de Skinner de la conducta operante, es una ampliación de las psicologías mecanisistas anteriores de estímulo – respuesta, el conexionismo según Thorndike y la escuela de conductismo desarrollada por Watson, que trata de reducir todos los fenómenos psicológicos a elementos físicos. Thorndike utilizó tanto los elementos físicos como los mentales, pero sus estudios sobre el hombre fueron siempre mecanicistas. Watson también, aunque mecanicista, limitó sus estudios a la conducta de los organismos biológicos. Skinner, igual que Thorndike y Watson, supone que el hombre es neutro y pasivo, y que toda conducta puede describirse en términos mecanicistas. En sus estudios sobre el hombre y los animales, es constantemente mecanicista y elementista; para él, la psicología es la “ciencia de la conducta”

 

¿ CUÁL ES EL SIGNIFICADO DE LA CIENCIA DE LA CONDUCTA?

 

Skinner considera que hay un grande y determinante porvenir para la ciencia de la conducta. De acuerdo con sus puntos de vista, como la ciencia de la conducta tiene como objeto demostrar las consecuencias de las prácticas culturales, hay razón para creer que la presencia de tal ciencia será una señal esencial de la cultura o culturas que sobrevivirán en el futuro, y que la cultura que es probable que perdure, es aquella en la que los métodos de la ciencia sean mas fielmente aplicados a los problemas de la conducta humana. Por tanto, en todos sus trabajos ha luchado constantemente por ser científico hasta el enésimo grado. Skinner considera a la ciencia como “más que una serie de actitudes, es algo que intenta encontrar un orden, uniformidad, realizaciones legales en los sucesos de la naturaleza. Empieza como todos comenzamos, observando pequeños episodios, pero pronto pasa a la regla general, a la ley científica”. Así pues, se ha colocado a la altura de los representantes contemporáneos de la ciencia atomista e inductiva, siguiendo las orientaciones anteriores de Francis Bacon y John Stuart Mill. Sólo se puede adquirir el sabor de los trabajos de Skinner leyendo sus libros y sus informes, y se hace evidente el frecuente uso que hace de los artículos definidos El y La, que contrasta con el poco uso de los artículos indefinidos Un, Uno, Una. Otros científicos realistas suponen que esta actitud hace que sus trabajos sean más objetivos, y que sus informes sobre estudios resulten más creíbles, más científicos…

 

Fragmento del capítulo de Bigge, M. L. y Hunt, M. P., 1994, “¿Cómo funciona el condicionamiento operante de Skinner?”, en: El niño: Desarrollo y proceso de construcción del conocimiento: Antología Básica, Universidad Pedagógica Nacional, México.

 

Reseña Biográfica:

 

American psychologist B. F. Skinner became famous for his pioneering research on learning and behavior. During his 60-year career, Skinner discovered important principles of operant conditioning, a type of learning that involves reinforcement and punishment. A strict behaviorist, Skinner believed that operant conditioning could explain even the most complex of human behaviors.

 

William Coupon/Liaison Agency

 

Skinner, B(urrhus) F(rederic) (1904-1990), American psychologist, born in Susquehanna, Pennsylvania, and educated at Harvard University, where he received (1931) a Ph.D. degree. He joined the Harvard faculty in 1948. Skinner became the foremost exponent in the U.S. of the behaviorist school of psychology, in which human behavior is explained in terms of physiological responses to external stimuli. He also originated programmed instruction; a teaching technique in which the student is presented a series of ordered discrete bits of information, each of which he or she must understand before proceeding to the next stage in the series. A variety of teaching machines have been designed that incorporate the ideas of Skinner. Among his important works are Behavior of Organisms (1938), Walden Two (1961), and The Technology of Teaching (1968). In Beyond Freedom and Dignity (1971), Skinner advocated mass conditioning as a means of social control. Later works include Particulars of My Life (1976) and Reflections on Behaviorism and Society (1978).

 

I INTRODUCTION Behavior Modification, psychological methods for treating maladjustment and for changing observable behavior patterns. In the behavior modification process, the procedures used are monitored so that changes can be made when necessary. Physical and mental coercion, brain surgery, brainwashing, drug use, and psychotherapy are often considered methods of behavior modification because they try to, and frequently do, change behavior. None of them, however, is behavior modification as the term is used in present-day psychology.

 

II HISTORICAL DEVELOPMENT

The foundation for behavior modification was laid at the beginning of the 20th century in the experimental laboratory of the Russian physiologist Ivan P. Pavlov. A dog was being trained to salivate when a circle was projected on a screen and not to salivate when an ellipse was shown. The shape of the ellipse was gradually modified to resemble the circle. When only a slight difference between the circle and the ellipse could be perceived, the dog became agitated and no longer displayed the conditioned response it had acquired. This type of disturbance was called an “experimentally induced neurosis.”

 

A second landmark event for behavior modification took place when Pavlov’s conditioning principles were extended to humans. In 1920 the American psychologists John B. Watson and Rosalie Rayner reported an experimental study in which an 11-month-old baby who had previously played with a white laboratory rat was conditioned to be fearful of the rat by associating a loud noise with the animal, a process known as pairing. The psychologist Mary Cover Jones later performed experiments designed to reduce already established fears in children. She found two methods particularly effective: (1) associating a feared object with a different stimulus capable of arousing a positive reaction, and (2) placing the child who feared a certain object with other children who did not.

 

Behavior modification techniques were used in the 1940s and ’50s by psychologists in South Africa, England, and the United States. Joseph P. Wolpe, a South African physician, questioned the effectiveness of psychotherapy for treating disturbed young adults, especially those with disabling fear reactions. To deal with anxiety disturbances, Wolpe devised treatment procedures based on Pavlov’s classical-conditioning model. At about the same time, a group of psychologists in London, headed by Hans J. Eysenck and M. B. Shapiro, launched a new program of research on the development of treatment techniques, basing their investigations on the learning theory of the American psychologists Clark L. Hull and Kenneth W. Spence.

 

In the U.S. two kinds of investigations helped to establish the field of behavior modification. One was a further extension of the classical-conditioning principles to clinical problems such as bed-wetting and alcoholism. The other was the application of the operant-conditioning principles developed by B. F. Skinner to the education and training of handicapped children in schools and institutions and to the treatment of adults in psychiatric hospitals.

 

By the early 1960s, behavior modification had become a clearly identifiable applied psychology movement with two components: behavior therapy and applied behavior analysis.

 

III BEHAVIOR MODIFICATION TECHNIQUES some of the treatment techniques used in behavior therapy became prominent enough to acquire specific names. Among them are systematic desensitization, aversion therapy, and biofeedback.

 

Systematic desensitization, the most widely used technique, attempts to treat disturbances having identifiable sources, such as a paralyzing fear of closed spaces. This method usually involves training the individual to relax in the presence of fear-producing stimuli. The therapist assumes that the anxiety reaction will be replaced gradually with the new relaxation response; this is called reciprocal inhibition.

 

Aversion therapy is used to break disabling bad habits. An aversive stimulus, such as an electric shock, is given together with the “bad habit,” such as an alcoholic drink. Repeated pairings result in changing the values of such stimuli from positive attraction to repulsion.

 

Biofeedback is most often used in treating disturbed behavior that has a physical basis. It provides an individual with information about an ongoing physiological process such as blood pressure or heartbeat rate. By the use of a mechanical device, indications of moment-to-moment variations in bodily functioning can be observed and monitored by the individual. The therapist may provide some reward for desirable changes, such as a decrease in blood pressure.

 

Applied behavior analysis is used to develop educational and treatment techniques that can be tailored to each individual’s requirements while still following a constant format, whether the patients are retarded or disturbed children in a school or residential setting, or adults in a psychiatric hospital or rehabilitation center. Five essential steps characterize this approach: (1) deciding what the individual can do to ameliorate the problem; (2) devising a program to weaken undesirable behavior and strengthen desirable substitute behavior; (3) carrying out the treatment program according to behavioral principles; (4) keeping careful and objective records; and (5) altering the program if progress can thereby be improved.

 

Referencia:

 

“B. F. Skinner,” Microsoft® Encarta® Encyclopedia 2000. © 1993-1999 Microsoft Corporation. All rights reserved.

 

VeroZavala79@hotmail.com

 

Verónica Berenice Zavala Picos

 

Lic. en Nutrición.

 

 

——————————————————————————–

 

Cuestionando la validez de los trabajos de B. F. Skinner:

 

A Review of B. F. Skinner’s Verbal Behavior, by Noam Chomsky. In Leon A. Jakobovits and Murray S. Miron (eds.), Readings in the Psychology of Language, Prentice-Hall, 1967, pp. 142-143.

 

The Case Against B.F. Skinner, by Noam Chomsky. The New York Review of Books, December 30, 1971

 

B.O.O.K. ™, A New Aid to Rapid Learning. From Punch Magazine Ltd. from an article by R.G. Heathorn which originally appeared on 9th May 1962.

 

Carl R. Rogers’- Influence On Education In America, by Mark Yedinak. [“This approach to human development and human potential was in opposition to the theories of B.F. Skinner, the behaviorist whose theories were centered around the application of behavior control techniques for personal control in social groups, for educational procedures, and for control by governments. Rogers contends that Skinner assumed these techniques of social control would be for the betterment of society. But the lessons of World War II proved that not all behavioral control is rooted in positive social interests. Rogers insisted on the need for humanistic beliefs to be at the core of human development, rather than operant conditioning and reinforcement. These latter ideas of Skinner did not necessarily have the betterment of the individual as its goal.”]

 

TWO VIEWS OF MAN, MANAS Reprint – LEAD ARTICLE. VOLUME XXV, NO. 19. MAY 10, 1972. [“Mr. Skinner is firmly convinced that we have no freedom of choice—we only think we have it.”]

Vigosky (Vigotsky):

http://vulcano.lasalle.edu.co/~docencia/sitiosyforos.htm

http://platea.pntic.mec.es/~macruz/enlaces/psico/aprendiz.html

http://www.uv.mx/iiesca/revista4/plan.htm

http://www.geocities.com/fdocc/2.htm

 

 

 

 

 

 
 

TEORÍAS PSICOLÓGICAS DEL APRENDIZAJE

SUJETO BIOLÓGICO

O DE LA CONDUCTA

SUJETO DE LA CONCIENCIA

O DE LA PERCEPCIÓN

SUJETO EPISTÉMICO

O COGNOSCENTE

SUJETO DE LA NECESIDAD

SUJETO SOCIAL

SUJETO EPISTÉMICO

O DEL DESEO

Teoría de la conducta.

Sujeto biológico de la conducta: Actúa en el medio, recibe un estímulo y responde con una conducta que es observable.

El aparato psíquico: es una “caja negra” la cual no se puede observar.

Enfoque epistémico: Positivista.

Aprendizaje: se da por descarte de las conductas erróneas y el condicionamiento de las respuestas que se quieren obtener de los alumnos. Para ello la metodología didáctica se basa en la repetición o memorización.

Los métodos de educación tradicional están basados en esta teoría.

Papel del docente: Manipulación del sujeto que aprende.

Teoría de la Gestalt.

Sujeto de la conciencia o de la percepción: En su interacción con el medio se orienta en función de lo que observa/percibe de la situación total y de las relaciones que descubre entre las partes y el todo.

El aparato psíquico: Es concebido como un campo cognitivo/significativo total organizado y reestructurado permanentemente por la percepción (Gestalt) o como un espacio vital constituido por regiones-metas (que la persona quiere alcanzar o evitar). La conducta es el resultado de tensiones y conflictos originados por el intento de alcanzar determinadas regiones y alejarse de otras.

Enfoque epistémico: Positivista.

Aprendizaje: Se produce a partir de situaciones problemáticas que tensionan y motivan al sujeto a actuar para resolverlas. La percepción de la situación en su totalidad permite descubrir las relaciones entre las distintas partes y el todo, lo cual conduce a la reestructuración del campo perceptivo/cognitivo, a la comprensión del problema y al camino que lleva a la meta (solucionar la situación como objetivo).

Para ello, propone una enseñanza activa en la que el alumno debe ser su propio constructor del aprendizaje, ya que puede plantearse hipótesis y preguntas para indagar acerca de las posibles respuestas.

Toma en cuenta únicamente la situación actual percibida y no las experiencias anteriores del sujeto.

Papel del docente: Orientar la conducta en base a relaciones que motiven al alumno a resolver situaciones problemáticas.

Teoría constructivista de Jean Piaget.

Sujeto epistémico o cognoscente: El sujeto se encuentra en permanente interacción con la realidad que procura conocer para asegurar las continuas adaptaciones para mantener un equilibrio en esos intercambios.

El aparato psíquico: Está compuesto por un conjunto de sistemas cognitivos que se constituyen como agrupamientos o estructuras lógicas, como la inteligencia.

Lo afectivo provee la energía de la decisión, el interés y los esfuerzos necesarios para aprender.

La inteligencia se prolonga en el pensamiento cuyo desarrollo se vincula con el lenguaje, necesario para que las acciones inteligentes se interioricen en operaciones y se puedan reconstruir las estructuras cognitivas (las cuales cambian ante cada nueva situación problemática a resolver).

Enfoque epistémico: Dialéctico. Permite el pasaje de un sistema equilibrado -de estructuras cognitivas- a otro sistema también equilibrado pero más amplio y superior que reordena a las anteriores estructuras cognitivas.

Un nuevo objeto de conocimiento produce un conflicto en las estructuras cognitivas y, a través de los procesos de acomodación y asimilación, se produce una equilibración de las mismas.

Aprendizaje: Se deriva de la acción inteligente que realiza el sujeto sobre los objetos para aprender a incorporarlos a su estructura cognitiva confiriéndoles una significación. El sujeto aprende conocimientos derivados de su accionar con el medio. Conocer un objeto -comprenderlo- es actuar sobre él y transformarlo.

Ejemplo: Estoy en una situación y tengo una estructura cognitiva ya formada.

Me enfrento a un problema nuevo el cual pone en crisis a mi estructura cognitiva.

De lo afectivo me viene la energía para resolverlo. Al hacerlo, se crea otra estructura cognitiva nueva basada en la anterior pero más evolucionada.

Papel del docente: Estimular a los alumnos para que cuestionen el conocimiento por sí mismos.

Teoría sociodialéctica de Enrique Pichon Rivière.

Sujeto de la necesidad: El sujeto se constituye en función de una relación dialéctica que se da entre la estructura social (cotidianeidad) y su fantasía inconsciente (necesidades).

Las necesidades se satisfacen socialmente en las relaciones y los vínculos que lo determinan. El sujeto es un emergente de una compleja trama de relaciones y vínculos sociales.

Aparato psíquico: Existe un mundo interno donde se reconstruye la realidad externa a través de la internalización de objetos y vínculos. El pasaje desde el “afuera” hacia el “adentro” de la estructura vincular, adquiere modalidades determinadas por la fantasía y el sentimiento de frustración o gratificación.

El conjunto de experiencias, conocimientos, creencias, actitudes y afectos con los que el sujeto piensa y opera en la realidad se llama E.C.R.O. (esquema conceptual, referencial y operativo).

Enfoque epistémico: Plantea un objetivo, “el-hombre-en-situación”. Debe ser abordado con los aportes de distintas disciplinas. Metodología interdisciplinaria. Es buscar una interpretación totalizadora de las relaciones entre estructura socioeconómica y vida psíquica.

Aprendizaje: Se da siempre en situaciones grupales. Privilegia al grupo operativo que, centrado en la tarea, tiene por finalidad aprender a pensar resolviendo dificultades creadas y manifestadas en el propio grupo.

Para abordar la tarea es necesario configurar un E.C.R.O. que resuelva las contradicciones principales de los miembros del grupo (ideologías, actitudes, fantasías, emociones). Esto posibilita una mayor cooperación y contribución a la tarea y aparecen los roles diferenciados.

Enseñar y aprender son identificados con inquirir, indagar, investigar. Son una experiencia continua y una unidad (aprendizaje en espiral), en donde sus integrantes, a partir de la interacción, se descubren, aprenden y se enseñan. Implica una práxis con retroalimentación continua a partir de la experiencia dentro de un proceso de “aprender a aprender a pensar” que concluye con la aprehensión del objeto de conocimiento, con lo cual el sujeto modifica al objeto y se modifica a sí mismo.

Entre los individuos y los objetos de conocimiento se da una interacción dialéctica que posibilita el aprendizaje.

Aprender es realizar una lectura crítica de la realidad, evaluándola, transformándola y adaptándose a las sucesivas transformaciones.

El proceso de aprendizaje se desarrolla dentro de una dinámica grupal, construyendo un nuevo E.C.R.O..

Papel del docente: Guiar e implementar estrategias, tácticas y técnicas de trabajo en grupo.

Teoría del aprendizaje investigativo/protagónico de Rodrigo Vera.

Sujeto Social: Investiga el rol docente y su transformación.

Considera a los sujetos condicionados por un orden colectivo o social y por un orden individual.

Enfoque epistémico: La construcción del conocimiento científico es una relación de continuidad y de ruptura con el “sentido común” (que opera como punto de partida). Este “sentido común” es cuestionado en procura de nuevas comprensiones más globales, profundas y completas.

La investigación es protagonista de la realidad y de la práctica educativa rescatando el “sentido común” de los docentes y provoca su encuentro con el saber acumulado utilizando un dispositivo analizador: el Taller de Educadores. En él, los docentes se reúnen con el propósito de reflexionar sobre su realidad y operar sobre sus prácticas educativas. Allí la investigación es el mecanismo para generar nuevos conocimientos y develar los modos de aprender y provocar la modificación de sus propias prácticas. Es cuando el docente devela su concepción pedagógica y la analiza críticamente para modificar su marco de referencia.

La modificación de la práctica educativa no pasa por la enseñanza de principios, métodos, técnicas, sino que pasa por la liberación del pensamiento en el aprendizaje (desocultando la trama personal, institucional y social que la determina y la elaboración de alternativas posibles).

Papel del docente: Replantear permanentemente su labor, investigar, intercambiar experiencias, aprendizaje permanente.

Teoría del sujeto epistémico dotado para el razonamiento, y una teoría del sujeto capaz de olvido, equivocación e ignorancia
de Sara Paín.

Enfoque epistémico: La ignorancia como dimensión imaginaria donde se enuncian las relaciones contradictorias entre deseo y saber. Es el deseo de saber lo que no se sabe y el deseo de no saber lo que se sabe. Esta situación engañosa enciende al sujeto en su disposición con respecto a su deseo de saber.

Aprendizaje: Se genera a partir de un desorden, de una inquietud que produce un desorden mayor que permite el pasaje a otro estado, cuya apariencia equilibrada es una evidencia de ignorancia. Las estructuras cognitivas sólo pueden actuar ante la presencia del otro que se presenta como modelo (no acepta el autoaprendizaje).

El aprendizaje es siempre identificación con el otro (maestro, autor, grupo de pares, etc.), conocido o reconocido como poseedor del saber. Esto permite los intercambios cognitivos y la legitimación de los aprendizajes.

El aprendizaje es posible por la existencia del lenguaje (existe una estructura básica universal e innata, como asegura Chomsky).

Papel del docente: Animador, orientador, potenciador.

 
 

 

 
 

 
 

 

 

 

About these ads

Una respuesta to “Teorías de aprendizaje. Enfoque psiccológico”

  1. jhanneth Says:

    la psicologia es aburrida y porque no sta la biografia de mary cover jones


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: